TELS: 442 6889133 - 442 2288879

Medidores de CO2: cómo funcionan, cómo se relacionan con la prevención de la expansión del COVID-19

Post11

Los medidores de CO2 se han convertido en uno de los instrumentos de moda en estos tiempos que corren en los que la ventilación de edificios es tan importante en la lucha contra el COVID-19. En esta guía de compra de medidores de dióxido de carbono te explicamos sus funciones, en qué se basa su funcionamiento y elegir para un uso doméstico, además de proponerte una cuidada selección de modelos.

Qué son los medidores de CO2 y por qué es importante medir el dióxido de carbono

Los medidores de CO2 son instrumentos relativamente asequibles y fáciles de utilizar que miden el dióxido de carbono. También hay otros dispositivos que controlan “la calidad del aire” de forma global, si bien el aire per se es heterogéneo. Así, puede ofrecer la medición de sustancias como el propio CO2, pero también materia particulada u otros compuestos orgánicos volátiles, algunos de los cuales los encontramos en la monitorización que llevan a cabo dispositivos comerciales como los purificadores de aire. En aparatos de uso doméstico será habitual encontrar dispositivos de calidad del aire y no solo de CO2.

No obstante, el CO2 es uno de los predominantes en interiores, procedente de la respiración de los seres vivos y de los compuestos orgánicos volátiles emanados por materiales de construcción como pueden ser pinturas y otros químicos.

La medición del CO2 se emplea para determinar calidad del aire en edificación, siguiendo la normativa vigente del código Técnico de Edificación, en el Documento Básico HS apartado 3, relativo a la Calidad del aire interior y atañe a “edificios de viviendas, al interior de las mismas, los almacenes de residuos, los trasteros, los aparcamientos y garajes; y, en los edificios de cualquier otro uso, a los aparcamientos y los garajes. Se considera que forman parte de los aparcamientos y garajes las zonas de circulación de los vehículos.”

De forma resumida y general se caracterizan y cuantifican los parámetros para diseñar sistemas de ventilación que proporcionen a los recintos un caudal de ventilación mínimo para garantizar la renovación del aire al mismo tiempo que expulsa los contaminantes propios del uso de cada local. Este dato tendrá importancia más adelante: el caudal mínimo de aire ha de poder adaptarse en función de la ocupación del recinto.

Para otro tipo de locales se usa el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios o RITE, con cinco métodos entre los que se incluye el método directo por concentración de CO2.

CATEGORÍACALIDAD DEL AIREEDIFICIOSCO2 (PPM)
IDA 1Aire de óptima calidadhospitales, clínicas, laboratorios y guarderías350
IDA 2Aire de buena calidadoficinas, residencias (locales comunes de hoteles y similares, residencias de ancianos y de estudiantes), salas de lectura, museos, salas de tribunales, aulas de enseñanza y asimilables y piscinas500
IDA 3Aire de calidad mediaedificios comerciales, cines, teatros, salones de actos, habitaciones de hoteles y similares, restaurantes, cafeterías, bares, salas de fiestas, gimnasios, loca-les para el deporte (salvo piscinas) y salas de ordenadores800
IDA 4Aire de calidad bajaNo se debe aplicar1200

Fuente | Categorías del aire interior en función del uso de los edificios + Concentración de CO2 en el aire interior sobre el exterior Guía Técnica RITE

Con un sistema de ventilación adecuado se logra minimizar la posibilidad de padecer el síndrome del edificio enfermo, que definido por la OMS es el conjunto de enfermedades originadas o estimuladas por la contaminación del aire en estos espacios cerrados.​

Solo por esto el control de la calidad del aire es importante, pero además estos meses estamos siendo golpeados con fuerza por otra enfermedad respiratoria: el COVID-19. El Gobierno ha publicado una guía con recomendaciones sobre el uso de sistemas de climatización y ventilación para prevenir la expansión del COVID-19.

Entre ellas se destaca que “la renovación de aire es el parámetro más importante. Si es posible, se recomienda un mínimo de 12,5 litros por segundo y ocupante, que es el valor que el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios atribuye a un aire de buena calidad. Para asegurar este valor mínimo, se puede trabajar en dos direcciones: aumentar la ventilación o reducir la ocupación de los espacios.”

Resumiendo: renovar el aire en espacios cerrados es fundamental para prevenir la expansión del COVID-19 y la forma de cuantificar la necesidad de caudal de aire exterior de ventilación está determinado por el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios, con la medición de la concentración de CO2 como uno de los métodos empleados para hacerlo.

Por tanto lo ideal serán concentraciones de 500 ppm de CO2, aunque es frecuente moverse en la horquilla entre las 500 y los 800 partes por millón en volumen.

Cómo funcionan los medidores de CO2

Ley Lamber

Absorción Infrarroja. Imagen con licencia Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported license. Atribución: Oscar2

Lo más habitual es que la sensórica de los medidores de CO2 comerciales empleen infrarrojos (Infrarrojo No Dispersivo), un método de detección de gases muy frecuente y consolidado para aquellos que contienen más de un tipo de átomo, como es el caso del dióxido de carbono, monóxido de carbono, metano o el dióxido de azufre.

Sin profundizar demasiado, el funcionamiento se basa en la diferente absorción de energía de los compuestos para esta determinada longitud de onda. Así, el dióxido de carbono es un gas que absorbe la radiación infrarroja de una forma característica y diferencial.

El medidor consta de un sensor y receptor de luz infrarroja que envía un haz con la longitud de onda de absorción de CO2 y lo recibe de vuelta de forma atenuada. La diferencia entre lo emitido y lo recibido es la energía absorbida y esta es proporcional a la concentración del gas según la ley de Beer-Lambert.

A partir de este punto y teniendo en cuenta que esta guía de medidores de CO2 se dirige a un público no técnico, nos fijaremos en:

  • Si solo mide el dióxido de carbono o también mide otros parámetros como por ejemplo la humedad, temperatura o la materia particulada, que también tienen su incidencia en nuestra salud.
  • La precisión y resolución en sus medidas, siendo este último la más pequeña unidad legible o límite de detección. En ámbito doméstico es poco frecuente que se ofrezcan datos relativos a la precisión, pero si es así, suele ser buena señal.
  • La facilidad de uso. Una buena pantalla hace que el uso sea más cómodo, siempre y cuando la interfaz sea clara y admita personalizaciones como el cambio de idioma. No obstante y en este escenario de uso, resultan especialmente interesantes los que se valen de iconos como caras sonrientes o códigos de color al estilo semáforo para que sea más intuitiva.

Medidor Portátil De Calidad Del Aire Co2 Modelo KCO2 – Entrega Inmediata

USD259.70

Detector Calidad Aire Formaldehído Y Medidor CO2 Con Detección Rápida – Entrega Inmediata

USD106.00

Medidor Portátil De Calidad Del Aire Co2 Modelo Kco2Detector Calidad Aire Formaldehído Y Medidor Co2
Translate » Traducir
Moneda / Currency
Abrir chat