TELS: 442 6889133 - 442 2288879

Concentradores de oxígeno versus tanques de oxígeno líquido

2Noticia

Debido a esta enfermedad, es posible que los pacientes requieran oxígeno para respirar. Un concentrador de oxígeno, ayuda a mantener una oxigenación adecuada, sin que el oxígeno se agote. No requiere recargas y toma el oxígeno del ambiente.

Para el tratamiento de la hipoxemia, se requiere la administración de oxígeno medicinal (también denominado oxígeno suplementario), gas que forma parte de la lista modelo de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El oxígeno medicinal no solo tiene el objetivo de revertir la hipoxia tisular (daño fisiológico causado por falta de oxígeno en un determinado tejido) sino que también aumenta las probabilidades de sobrevida en pacientes afectados con esta condición.

La OMS señala que los concentradores de oxígeno representan una opción adecuada y favorable para suministrar oxígeno para el tratamiento de pacientes en países en desarrollo, especialmente cuando los cilindros y otros sistemas convencionales son inapropiados o no estén disponibles

El concentrador de oxígeno, es una herramienta que brinda a los pacientes una solución práctica, segura y económica, para ser empleada en en el hogar para proporcionar oxígeno a pacientes con enfermedades respiratorias.

El concentrador de oxigeno portátil, es un dispositivo que produce oxígeno al instante, sin necesidad de almacenarlo en su interior. Esto conlleva notables ventajas respecto al cilindro de oxígeno, sobre todo en cuanto a movilidad y comodidad de uso.

El proceso que usa el concentrador de oxígeno es bastante simple. El dispositivo aspira el aire que nos rodea y separa, por medio de filtros moleculares, el oxígeno de los otros gases que componen el aire, logrando así entregarte oxígeno puro hasta el 96%. Es un tipo de tecnología basada en un material llamado zeolita, cumple la función de filtrado y tiene la propiedad de retener las moléculas de nitrógeno dejando pasar las de oxígeno.

Los concentradores de oxígeno portátiles están equipados con batería y permiten tener autonomía prácticamente ilimitada gracias a la posibilidad de cargarlos en cualquier lugar haya una toma de corriente, incluso cuando se viaja. El concentrador carga las baterías mientras sigue funcionando, por lo tanto no tiene que dejar de usarse para recargarse. Varios modelos de concentrador, vienen con baterías que permiten estar sin electricidad hasta 8 horas.

En un pasado, los pacientes con problemas respiratorios como EPOC (Enfermedad pulmonar obstructiva crónica), Influenza, neumonía y otras enfermedades respiratorias, sólo podían recurrir al uso de tanques o cilindros de oxígeno.

Es común confundir el concentrador de oxígeno con los tanques de oxígeno.

Los tanques de oxígeno tienen una determinada cantidad de oxígeno comprimido en ellos, es decir son contenedores de oxígeno. Se utilizan para realizar terapias respiratorias, reanimar pacientes (resucitación), en unidades de cuidados intensivos o para colocar anestesia, entre otros.

La principal diferencia entre un tanque de oxígeno y un concentrador de oxigeno es que el primero cuenta con una cantidad finita de oxígeno comprimido y solo contiene oxígeno previamente cargado, no lo produce, mientras que los concentradores tienen un suministro infinito de oxígeno, siempre y cuando el aparato que se está utilizando esté conectado a una red de energía o tenga una batería que le permita mantener activo el mecanismo.

Otra diferencia significativa es el tamaño, los tanques de oxígeno son voluminosos y pesados (hasta 55 kg), mientras que un concentrador de oxígeno portátil está diseñado para poder ser transportado de forma fácil, algunos pueden pesar menos de 2.2 kg dando portabilidad y movilidad.

El concentrador de oxígeno, se puede ocupar de forma continua sin necesidad de estar atentos de hacer recargas. Los tanques de oxígeno pueden representar un riesgo si el oxígeno llegase a filtrarse en el lugar de uso, dejando el ambiente potenciado de oxígeno, aumentando el riesgo de incendio y dificultando la extinción del fuego.

Por su parte, los concentradores de oxígeno son dispositivos más seguros porque aportan dosis controladas (por ejemplo los que otorgan dosis de pulso).
Los costos sin embargo, son altos, oscilan entre 25000 y 40000 pesos y en casos de saturación muy baja, es probable que se requiera el uso de tanques de oxígeno líquido. Es importante consultar a su médico.

Translate » Traducir
Moneda / Currency
Abrir chat